Gastronomía, Pasaporte cultural

Crema catalana, el postre más tradicional y delicioso de Barcelona

crema catalana el postre mas tradicional y delicioso de barcelona

Tradicional, saludable y muy deliciosa, la crema catalana se enorgullece de ser uno de los postres estrella de la repostería de los Països Catalans. Su textura, aroma y sabor característicos esconden siglos y siglos de gastronomía. Si quieres conocer el origen, los detalles y todos los secretos de este bocado, no dejes de leer, porque las siguientes líneas te cautivarán.

Conocida a su vez como crema quemada por el aspecto tostado de su superficie, este manjar es uno de los postres más solicitados durante el 19 de marzo, Día del Santo José, así como en otras fiestas populares, si bien está disponible los 365 días del año. Hablamos de una crema propiamente dicha, elaborada con yema de huevo, azúcar caramelizado, leche, harina de maíz o de trigo y elementos como la piel de limón o la canela, principalmente.

Para sorpresa del público extranjero, el colofón de este plato es un manto ligero de azúcar blanca, que se caliente y dora con ayuda de un soplete. Como tantos otros platos típicos, la crema catalana suele servirse en una pequeña cazuela de barro, cuando los azúcares aún están caliente y el material del recipiente mantiene durante más tiempo la temperatura.

500 años de una crema deliciosa

Aunque pueda sorprender, existe un aclarado debate acerca del origen de la crema catalana, cuya denominación ya debería ponernos sobre la pista de sus creadores. No obstante, los chefs ingleses y los franceses discuten hasta que punto podemos atribuirnos su autoría. Por ejemplo, en Francia reconocemos que su crème brûlée se remonta al año 1691, por lo menos, pues en esta fecha se menciona en el ‘Nouveau cuisinier royal et bourgeois’. Con todo, los cocineros catalanas tienen motivos para cuestionar que los franceses sean los padres de la crema catalana.

crema catalana

La razón se encuentra en un manuscrito del siglo XIV, conocido como el ‘Llibre de Sent Soví’, donde se expone esta crema con todo lujo de detalles. Durante los siglos posteriores, nuevas menciones reforzarían su identidad en el ‘Llibre del Coch’, el ‘Cajón de Sastre’ y otras obras. Siendo justos e imparciales, no es descabellado afirmar que los árabes también serían co-autores de la crema catalana, dada la presencia de la canela y la piel de limón.

Una vez hayas degustado la irresistible crema catalana, te recomendamos probar otros platos típicos de Barcelona, como el Pan amb tomaquet, la Butifarra con mongetes, la Coca de Sant Joan, la Escalivada, los Calçots con salsa romesco o el Pollo asado a la catalana. ¡Te chuparás los dedos a gusto!

Previous ArticleNext Article

Amparo Miravet es una joven graduada en Comunicación Audiovisual y Traducción y Mediación Interlingüística. Gracias a su ambición profesional consigue todo lo que se propone.